Adobe Reader may be required to view files on this page.


This digitization project was funded by a grant from the National Endowment for the Humanities

 

 

EUGENIO MARIA DE HOSTOS’S TEXTS WRITTEN in NEW YORK- INTERVIEWS WITH THE AMERICAN PRESS

 

Como hermano, no como siervo.

 

Así Puerto Rico quiere ser tratado por el Tío Sam, envía una comisión para solicitar al Presidente y al Congreso constituir en la Isla un gobierno territorial

 

 

       "Puerto Rico solicita ser aceptado por los Estados Unidos como un hermano, no como un sirviente", dijo el profesor E.M. Hostos.


441


 

 

El Sr. Hostos es uno de los Comisionados enviados por el pueblo de Ponce y por el de San Juan, Puerto Rico, para pedir la forma territorial de gobierno para la Isla.

      Sus colegas son el Dr. Manuel Zeno Gandia y el Dr. Julio J. Henna.

      Salieron de Ponce el miércoles pasado y llegaron aquí el lunes por la tarde. están en el Hotel Westminster y permanecerán aquí hasta la próxima semana que irán a Washington para visitar al presidente McKinley y conferenciar con tantos miembros del Congreso cuantos les sea posible.

No saben cuanto tiempo estarán en Washington; pero su deseo es asegurarse de que a Puerto Rico se Ie reconozca una forma de gobierno similar a la de nuestros Territorios del Oeste.

"Por supuesto, -continuo el señor Hostos dirigiéndose al reporter-, esperamos ser tratados como si fuésemos un hermano menor que debe ir ala escuela a aprender, y que debe respetar al hermano mayor hasta que crezca; pero queremos que cuando hayamos crecido y hayamos sido educados en el gobierno propio (self-government) podamos llegar a ser parte del pueblo americano y no permanecer por siempre sus subordinados.

"Pedimos gobierno propio y escuelas publicas. No espe­ramos que todo se nos conceda de una vez; pero queremos

adoptar la dirección correcta y solo pedimos alcanzar la categoría de Territorio igual a los Territorios que han llegado a ser Estados. No queremos empezar como colonia para permanecer por siempre fuera de la nación. Queremos ser parte del pueblo americano.

"El pueblo de Puerto Rico no comprende todavía las leyes y costumbres americanas, como tampoco conoce los sentimientos del pueblo americano para con eL No sabe que porvenir Ie espera.

"No tenemos ninguna queja contra el general Henry. El es un hombre bueno y todos nosotros lo respetamos y estimamos. Pero su gobierno es el gobierno de un hombre, como todo gobierno militar; no el gobierno de un pueblo. Puede ser removido de un momento a otro y no sabemos si el que lo reemplace será tan bueno como eL Queremos el gobierno del pueblo; esto es republicano; no el gobierno de un hombre; esto


 

442


 

 

es, monárquico. Dicen que nos darán el gobierno que desea­mos; pero también hemos oído decir que pudiéramos ser colonia. No queremos ser colonia. Lo éramos de España y lo que mas alcanzamos fue ser españoles de segunda clase. No queremos ser american os de segunda clase, queremos ser americanos de primera clase.

"Los españoles no sostenían escuelas dignas de llevar este nombre; el pueblo americano no toleraría nada semejante.

"Sobre todo, deseo ver fundadas escuelas publicas en Puerto Rico, escuelas como las que ustedes tienen aquí. He tornado sobre mi, como parte del trabajo que debo hacer por mi país, tratar de proporcionarle tantas escuelas como sean posibles.

        "El pueblo de Ponce esta ansioso de saber lo que ustedes harán por el. Estamos por lo pronto mejor que bajo el gobierno de los españoles; así es que no nos quejamos. Pero hasta ahora, solo hemos cambiado un amo malo por uno bueno.

"Ustedes nos han prometido mas. Ustedes nos han prometido libertad. Queremos libertad: no libertad de América, sino libertad con América.

"El pueblo de Ponce celebro meetings, discutió, delibero y resolvió enviar una Comisión para ver al Presidente y al Congreso y pedir a ellos y al pueblo americano que no nos hicieran colonia, sino Territorio.

"El Dr. Rafael del Valle Rodríguez y yo fuimos nombrados para la Comisión. Antes de partir, el pueblo de San Juan celebro meetings y también me encargo de su representación. El doctor del Valle enfermo en Ponce y tuve que venir sin el.

"El pueblo del distrito de Adjuntas nombro al doctor Zeno Gandia y al doctor Henna para representarlo y ellos están con migo.

"Nosotros sabemos que el gobierno militar es solamente temporal, pero el pueblo no lo comprende así. Los españoles les han ensenado a no creer en promesas; ellos siempre prometían, pero nunca cumplían. El pueblo ha querido que vengamos y veamos por nosotros mismos. Queremos decirles que son libres; que el pueblo de Ponce gobernara a Ponce; que el  pueblo de San Juan gobernara a San Juan, como el pueblo de Nueva York gobierna a Nueva York.


 

443

 

 

"Mi patria es rica y fértil; sus habitantes son pacíficos e industriosos, y ahora, que son libres, un gran porvenir les espera. Si empezamos bien, no tardara el día en que los american os estén orgullosos de la nueva porción de su país, como están orgullosos, hoy, de la nueva porción de su patria en el apartado Oeste. Pero si se nos hace colonia, no seremos nada.

"Ustedes libraron nuestras batallas cuando éramos demasiado débiles para librarlas par nosotros mismos. Ustedes nos liberta­ron de nuestros opresores. Se lo agradecemos como un pueblo puede agradecer a otro que lo liberta. Lo que les pedimos es que nos den lo que ustedes pedirían para ustedes mismos".

El profesor Hostos es uno de los ciudadanos mejor conocido y mas influyen te en la ciudad de Ponce. Al comienzo de la guerra, fue expulsado de su Isla por los españoles que Ie atribuyeron simpatías hacia Estados Unidos. [Dato obviamente incorrecto porque, al comienzo de la guerra, Hostos estaba abandonando territorio de Chile para acercarse alas Antillas.]

El doctor Henna es reconocido como uno de los lideres puertorriqueños de mayor influencia entre sus compatriotas.

El doctor Zeno Gandia es un medico que ha ejercido su profesión por mucho tiempo en el distrito de Adjuntas, Puerto Rico y en su comunidad se Ie estima como un notable escritor. Es autor de varios libros sobre temas de medicina y problemas sociales.

 

e. The Sun, New York, Jan. 19, 1899

 

 

444

 

 

Top

 

<<Previous